martes, 15 de marzo de 2011

AVENTURAS EN EL 1964

UNA VEZ SALIENDO DE LA MURALLA
DE LA EXPLANADA NOS ENCONTRAMOS
CON EL PRINCIPIO DE LA PLAYA DE ROCAS
ESTA IMAGEN ES CON MAREA BAJA
NO TENGO FOTOS DE LA ÉPOCA
AQUÍ  ESTUVO UBICADO LA PARTE BAJA
DEL BARRIO DONDE COMENZÓ LA AVENTURA 
OTRA ZONA MAS
PARTE DEL RECORRIDO

UNO DE LOS SALIENTES





Recuerdo aquella vez,que el grupo de chavales de mi barrio,ente ellos mi hermano miguel y yo, junto a antoni
manolo, y ponce  decidimos,salir de aventura, era una mañana de verano con lo cual no existía prisas.
Nosotros los críos del barrio eramos madrugadores por costumbre o bien para faenar o porque no, para
una aventura,salimos de las casas sobre las 8 de la mañana mi hermano miguel,el mas aventurero de todos
dejo caer que podíamos ir costeando hasta el salto el tambor, pareció una orden pues todos salimos disparad
aprovechando,que nuestros padres ya estaban en sus faenas,lo mismo que las madres.
Teníamos de margen hasta la hora de la comida,yo cogí una botella llena de agua,Antonio algo de fruta y mi hermano pescado seco, como bonito y hueva, en el momento de reunirnos para planificar la salida mi madre
se os acerco,con mi hermana pepi y nos dijo que teníamos que ir al el mercado con mi hermana.
Pero mama no puede ir sola, mi hermana que siempre nos tenia calados,dijo,no,no,no que se quieren marchar
y mi hermano viendo que se nos iría al traste todo, bueno vamos.Total el tiempo a perder no sera mucho, de
regreso después del mandado,decidimos que ya era hora,entre una cosa y otra eran las 9 de la mañana,pero
mi hermana se apunto,empezamos saliendo del barrio por la playa dirección ala rocha,esa primera zona de playa es parte de nuestro barrio,la playa en si es toda de roca,lo mas fino son guijarros como nueces,pasando
por debajo de casa de eli la rocha, no encontramos con el hijo de juanichi,llamado igual que su padre,nos pregunto y cuando se entero,dijo que pasáramos por su casa,que el tenia un pincho que nos serviría en caso de necesidad,seguimos el camino con la parada en su casa,en ese punto, teníamos las piedras mas conocidas
en esa playa,la gorda,la plana, la larga,y el mojon o la peña la muerte,todas con sus historias y sus recuerdos,para cada persona.
Salio juanichi hijo,y emprendimos el camino,Antonio fue el primero en decir que el no quería mojarse, yo le dije pero si vamos todos en bañador que mas da, entre roca y roca llegando sobre la altura del cine áfrica
las rocas   tenían mas volumen,la aventura se complicaba pero teníamos un buen capitán mi hermano y se puso a mirar bajando y subiendo, nos dijo bajar todos y llegando a la base de la roca,empezamos a entrar en el agua para darle la vuelta a la roca llegando con el agua por la cintura,nos dijo que teníamos que nadar,
cual para la gente de mi barrio no era un problema,nos lanzamos en parejas,Antonio con Manolo Miguel
con ponce y mi hermana y yo,juanichi ya decidió que nadaría primero el solo,llevaba dos latas que nos encontramos en el camino,llegando al final del circulo de las rocas ,se quedo esperando para vernos y avisarnos por donde teníamos que entrar, ya que era una zona de bastantes salientes llegando los primeros
fueron acercándose a la orilla, casi entrando todos para la orilla juanichi se encamino a unas rocas y mirando
los huecos,saco la punta de arpón que tenia y golpeando las latas las perforo varias veces.
Sabíamos cual era el cometido de las latas,conseguirnos algún trofeo por si fuera necesario,para defender
nuestra travesura o por lo menos suavizarla, pulpos,esa era la intención dejando las latas en los sitios elegidos
seguimos el recorrido,en busca de un punto donde poder almorzar algo un trozo de pescado seco, y lanzar
una tanza ( hilo de pesca)  siempre los niños de este barrio nunca se sale con lo fundamental para poder pescar ya que los gusanos están en el terreno, y no fue mal todos cogimos distintas piezas, salgo,boga y algo mas,los atamos todos junto a un plástico,para evitar el rose con el cuerpo y descansamos un rato empezamos
a explorar rincón por rincón y mi hermana junto a manolo y antonio,se quedaron pescando.
Miguel,juanichi,y yo seguimos un rato mas avanzando hasta llegar a estas ultimas fotos lugar donde conocimos unas calas de un agua muy fría y limpias , con algunas pequeñas cuevas naturales donde los peces
nadaban a su antojo sin nadie que le molestase,donde los pulpos se metían debajo de las rocas, y nosotros siguiéndolos, metíamos las manos debajo de la roca y se te pegaban a tu mano,con sus ventosas con tal fuerza que aun estando a media agua te daba miedo y los soltabas todo apurado,eran pulpos grandes,.
Cuando tiramos a regresar,encontramos unas pequeñas hojas de palmeras que son con las que hacíamos los
barcos,en mi barrio, y nos dimos cuenta de que eran las mismas que en años anteriores con todo esmero eran fletadas,por los niños del barrio,en algunas ponía el nombre de los chavales, regresando donde estaban los demás,mi hermana nadaba como una sirena,los hermanos hurgaban entre las rocas buscando burgaillos
marisque ando en general ,miramos como iban las latas estaban llenas,dos pulpos, recogimos todo y salimos de regreso para fuente caballo,mirando primero al sol cogiendo la idea de la hora aproximadamente las doce
quedando mucho camino,emprendimos el regreso.       
   


HASTA DONDE PUDIMOS LLEGAR
          

4 comentarios:

YO MISMO dijo...

Buen relato Amigo, además ilustrado con algunas fotos queda de lujo, todo eso lo he vivido Yo Mismo tambien.
Un Abrazo desde Ceuta.

kaoskaos dijo...

Hace unos días leí este relato y me emocionó por lo cercano y curioso. Me identificaba mucho con tus vivencias, yo he pasado cerca de ti sin saberlo en mi niñez, pues he bajado por esas escaleras muchas, muchas veces he vivido feliz en esa playa bendita de La Peña desde muy pequeña, vivia en la calle Velarde. Me me casé y abandone Ceuta con 23 años, después he vuelto muchas veces, mi madre y parte de mi familia sigue alli pero unas veces por los niños pequeños me resultaba imposible bajar a la playa, después porque ya cuando han sido mayores he tenido que enseñársela desde arriba pues estaba muy abandonada y me decían que era peligroso, que era rincón de drogadictos y muy sucia, !que lastima!. También bajaba por el recinto a la altura del cine África por una rocha que ahora cuando la veo me parece imposible que yo bajara corriendo, literalmente, como las cabras por esa pendiente. Amigo Francisco me alegra conocerte y aquí tienes una amiga.
Me he paseado por toda tu casa virtual y he leído todo lo que has escrito, veo que como yo has tenido un parón en tu blog, te animo a que sigas publicando, yo he empezado tímidamente otra vez. Un saludo.

Jesús dijo...

Muy muy grande. Saludos desde Conil

Francisco Gutiérrez dijo...

Gracia y perdonad la tardanza en contestar,pero prometo,volver,de echo estoy en ello,un abrazo para todos.

Publicar un comentario